logo aiic  
Espaiic: Asociación de los Miembros de AIIC en España


Página principal › La cabina 
Espaiic.es
 
 
 
 
 

El uso de monitores en las cabinas


El monitor puede resultar útil, e incluso necesario, como apoyo en casos de mala visibilidad o de proyecciones durante la reunión (diapositivas, vídeo, ordenador), pero no debe ser nunca un sustituto de la visión directa. En aquellas circunstancias en que sea indispensable el uso de monitores en las cabinas, conviene tener en cuenta que hay que utilizarlos de manera correcta.

Para asegurar el mejor uso de los monitores, es esencial que el intérprete asesor revise la instalación, junto con el organizador de la conferencia y el personal técnico, al menos un día antes del inicio del evento. Con ello se facilitará la coordinación entre todos los implicados, y se evitará la desagradable situación de llegar a la sala cuando va a comenzar la reunión y encontrarse con una instalación inadecuada sin tiempo ya para rectificar.

FAQ acerca del uso de monitores

 
La cabina
1. ¿Por qué es tan importante la visión directa de la sala de conferencias?
La interpretación es mucho más que una traducción mecánica de palabras. Es la transmisión del significado de lo que está diciendo el orador. Se ha demostrado mediante diversos estudios científicos que el habla es sólo una pequeña parte de la comunicación humana, y que existen otros factores que son tanto o más importantes.

Uno de los factores más significativos de la comunicación es el lenguaje corporal. La expresión de la cara del orador y sus gestos pueden matizar mucho su mensaje.

Un buen orador mide el efecto de sus palabras, y el de su presentación en general, por la reacción del público, y el intérprete profesional debe tener la posibilidad de apreciar todo este conjunto de elementos para intentar reflejarlo fielmente en su prestación.

2. ¿Qué necesitan ver los intérpretes?

  • Los movimientos, expresiones y gestos de los oradores.

  • Lo que está ocurriendo en la sala - en la mesa de la presidencia, en el atril del orador y entre el público - para poder captar el "ambiente" de la reunión.

  • Cualquier tipo de proyección: diapositivas, retroproyección, vídeo, presentaciones por ordenador (PowerPoint, etc.).
3. ¿Cuáles son los principales efectivos negativos del uso de monitores?
  • La falta de información visual directa requiere más concentración y, por tanto, eleva el nivel de estrés del intérprete, dificultando su labor profesional.

  • Reemplazar la visión directa con monitores produce en los intérpretes una sensación de alienación y aislamiento con respecto a quienes participan en la reunión.

  • Se ha demostrado a través de diferentes estudios científicos que el uso prolongado de un monitor produce una importante fatiga visual.
4. ¿Cuántos monitores se necesitan?
Cada cabina debe disponer, idóneamente, de dos monitores:
  • uno que transmita las imágenes de una cámara fija, enfocada hacia el atril del orador o la mesa de la presidencia, o las de la pantalla cuando se trate de proyecciones;

  • otro que transmita las imágenes de una segunda cámara que se desplace por la sala, enfocando al público o a los oradores individuales durante un debate, mesa redonda o coloquio.
5. ¿Dónde se deben colocar los monitores?
• grandes:
- fuera de la cabina, directamente en frente
• pequeños:
- sobre la mesa que hay dentro de la cabina, si hay espacio suficiente.
La distancia mínima entre el monitor - bien sea dentro o fuera de la cabina - y el intérprete sentado en posición de trabajo, debe ser de 1 m, para evitar la excesiva fatiga visual. Además, es importante prever la posibilidad de adaptar dicha distancia de acuerdo con las necesidades individuales del intérprete.

Conviene tener en cuenta la ubicación del micrófono en relación al monitor, de modo que los intérpretes no tengan que trabajar en una postura incómoda para poder situarse a una distancia correcta del micrófono y ver adecuadamente la pantalla al mismo tiempo.

En todos los casos, se deben hacer pruebas con los intérpretes para determinar la colocación idónea de los monitores.

6. ¿De qué tamaño deben ser los monitores?
En el caso de que se trate de monitores situados en el interior de cabinas fijas, es recomendable que su tamaño no exceda las 14 pulgadas. En cuanto al mínimo, tanto dentro como fuera de la cabina, los monitores deben ser de un tamaño que permita la adecuada visibilidad de las imágenes y una cómoda legibilidad de los textos y gráficos proyectados.
7. ¿Qué otros factores hay que tener en cuenta para el uso correcto del monitor en la cabina?
Deben emplearse únicamente monitores de buena calidad.

Los intérpretes deben tener copias impresas de todos los documentos que se proyecten.

El manejo de la cámara móvil requiere una buena coordinación con el operador.Por tanto, se trata de un tema que se debe estudiar y preparar antes de iniciar las sesiones de trabajo. Es necesario también prever algún sistema de comunicación con el operador para hacer las rectificaciones que sean necesarias durante la el evento.
flecha
 © Copyright ESPAIIC, 2013. Reservados todos los derechos.